¿Con qué frecuencia es normal que un gato orine al día?

La respuesta es, depende. Algunos gatos orinarán un par de veces al día, otros con más frecuencia dependiendo de la cantidad de agua que ingieran.

Yo diría que la mayoría de los gatos orinan de dos a cuatro veces al día. Si un gato orina con frecuencia, esto es…

5 posibles causas de la micción frecuente en gatos
y lo que puede hacer al respecto

Seamos sinceros. En un gato, la micción frecuente es un síntoma preocupante. Puede indicar una enfermedad grave o una infección bacteriana, pero de cualquier manera puede convertirse en una amenaza para la vida si no se trata a tiempo. Muchos factores, como el olor a orina de su gato, la edad, el sexo y el comportamiento general, lo ayudarán a determinar qué está causando el problema de micción de su gato. Aquí hay 5 posibles causas de la micción frecuente y lo que puede hacer al respecto.

  1. Tal vez estés pensando: «¡Ayuda! ¡Mi gato orina con frecuencia!» No hay necesidad de entrar en pánico porque el síntoma es muy común en gatos de edad avanzada. Su viejo gato puede orinar con frecuencia porque no es capaz de retener la orina debido a un esfínter flojo. Puede que te frustres si ves a tu gato orinar en la alfombra o en otra zona inapropiada pero trata de no enfadarte porque es involuntario. Dale a tu gato un remedio homeopático para ayudar a fortalecer el esfínter de la vejiga.
  2. En un gato, la micción frecuente puede deberse a problemas de comportamiento. Algunos gatos rocían u orinan para marcar su territorio. Este tipo de comportamiento puede corregirse en gatos machos no castrados castrándolos.
  3. Si estás pensando: «Mi gato orina con frecuencia», podría deberse a que tiene una infección de la vejiga felina. La infección también puede hacer que su orina huela mal. Llévala al veterinario para que la diagnostique. El veterinario hará algunas pruebas y prescribirá antibióticos. No le des antibióticos y en su lugar trata de curar la infección dándole de beber abundante agua filtrada y administrándole un remedio homeopático. El remedio homeopático tarda un poco más en hacer efecto que los medicamentos, pero es completamente seguro y alivia eficazmente el dolor y elimina el mal olor de la orina de tu gato. Las infecciones leves se pueden tratar fácilmente con homeopatía.
  4. En un gato, la micción frecuente puede ser señal de una enfermedad grave como diabetes, cáncer o enfermedad de Cushing. Su veterinario tendrá que hacer algunas pruebas y exámenes para determinar si una enfermedad grave está detrás de los síntomas. Puedes darle a tu gato un remedio homeopático como tratamiento complementario a cualquier tratamiento que tu veterinario decida darle a tu gato. Ayudará a tu gato a recuperarse más rápidamente.
  5. Si está pensando: «Mi gato orina con frecuencia», la causa puede ser una obstrucción por un cristal o una piedra en el riñón, la vejiga o el tracto urinario de su gato. Un bloqueo evitará que su gato pueda vaciar su vejiga por completo. Cuando la vejiga se llena mucho, empuja contra la obstrucción y gotea por los lados. Esto lleva a que su gato tenga ganas frecuentes de orinar.

¿Tu próximo paso? Ten en cuenta esta información la próxima vez que notes síntomas extraños en tu gato. Si su gato orina en lugares inusuales o ha orinado con más o menos frecuencia de lo normal, debe revisarlo lo antes posible. Su veterinario deberá examinarlo para determinar la causa. Cualquiera que sea el problema, el tratamiento homeopático es sin duda la mejor manera de solucionar el problema. En un gato, la micción frecuente no necesita ser tratada con medicamentos fuertes porque un remedio homeopático puede hacer el truco. Obviamente, las enfermedades y otros problemas graves deben abordarse, pero incluso en esas situaciones, un remedio homeopático funciona muy bien como terapia complementaria.

Fuente del artículo: http://EzineArticles.com/?expert=Stephen_Jones